Fue dicho…

Epicteto nos ense帽a que, al encontrarnos con algo desagradable como una imagen, debemos recordar que esa imagen no es la cosa real en s铆 misma, sino solo una representaci贸n de ella. De esta manera, podemos disminuir el impacto emocional que esa imagen tiene sobre nosotros y ser m谩s objetivos en nuestra percepci贸n. Esta actitud nos ayuda a alcanzar una mayor serenidad mental y afrontar mejor las adversidades de la vida.

Fuente: Manual 1 verso 5.

Fuente; Estoicismo para ne贸fitos.

芦El tama帽o de las personas禄. William Shakespeare.

Los鈥 Tama帽os var铆an conforme el grado de compromiso鈥

Una persona es enorme para uno, Cuando habla de frente y vive de acuerdo a lo que habla, cuando trata con cari帽o y respeto, cuando mira a los ojos y sonr铆e inocente.

Es peque帽a cuando solo piensa en si misma, y le hace creer a los otros que piensa en ellos, cuando se comporta de una manera poco gentil, cuando no apoya, cuando abandona a alguien justamente en el momento en que tendr铆a que demostrar lo que es mas importante entre dos personas: la Amistad, el compa帽erismo, el cari帽o, el respeto, El celo y asimismo el amor.

Una persona es gigante cuando Se interesa por tu vida, cuando busca alternativas para tu crecimiento, cuando sue帽a junto contigo鈥 cuando trata de entenderte aunque no piensen igual.

Una persona es grande cuando perdona, cuando comprende, cuando se coloca en el lugar del otro, cuando obra no de acuerdo con lo que esperan de ella, pero de acuerdo con lo que espera de si misma.

Una persona es peque帽a cuando se deja regir por comportamientos clich茅s. Cuando quiere quedar bien con todos, cuando maneja a la gente como un titiritero y lamentablemente siempre hay gente que no tiene convicciones y se deja manejar鈥.

Una misma persona puede aparentar grandeza o peque帽ez dentro de una relaci贸n, puede crecer o disminuir, en un corto espacio de tiempo.

Una decepci贸n puede disminuir el tama帽o de un amor que parec铆a ser grande.

Una ausencia puede aumentar el tama帽o de un amor que parec铆a ser 铆nfimo.

Una decepci贸n puede terminar con el respeto por alguien鈥e muchos鈥 Una acci贸n correcta puede enaltecer a otros.

Es dif铆cil convivir con esta elasticidad: Las personas se agigantan y se encogen a nuestros ojos. Ya que nosotros no juzgamos a trav茅s de cent铆metros y metros, sino de acciones y reacciones, de verdades o falsedades, de expectativas y frustraciones.

Una persona es 煤nica al extender la mano, y al recogerla inesperadamente, se torna otra.

El ego铆smo unifica a los insignificantes, a los perdedores, a los falsamente llamados diplom谩ticos.

No es la altura, ni el peso, ni la belleza, ni un titulo o mucho dinero lo que convierte a una persona en grande鈥 Es su honestidad, su decencia, su amabilidad y respeto por los sentimientos e intereses de los dem谩s.

Por su sensibilidad sin tama帽o鈥

Fuente; Reflexiones diarias.

EL POSITIVISMO.

El positivismo es una corriente filos贸fica que afirma que todo conocimiento deriva de alguna manera de la experiencia, la cual se puede respaldar por medio del m茅todo cient铆fico. Por tanto, rechaza cualquier conocimiento previo a la experiencia.

Fuentes;

significados.com.

Salvador Timoteo.

Elefantes de guerra.

Cr茅ditos a quien corresponda.

Cr茅ditos a quien corresponda.

La introducci贸n del elefante de guerra en Occidente sucede tras la muerte de Alejandro Magno. Su uso se multiplica tras la Guerra de los Di谩docos, los Sucesores (323-281 a.C.)馃悩.

La adopci贸n del elefante por parte de los ej茅rcitos helen铆sticos respond铆a a su colosalidad y su s铆mbolo de realeza, influida por los reinos de la India.

Seg煤n H.H. Scullard, cabe la hip贸tesis de que Cartago empezara a utilizar elefantes de guerra tras la estancia de Pirro de Epiro en Sicilia (278-275 a.C.), despu茅s de las derrotas de Cartago frente al epirota.

Las primeras referencias de elefantes de guerra p煤nicos las tenemos en Polibio, que menciona su uso durante la Primera Guerra P煤nica en Sicilia. Sin embargo, el resultado fue catastr贸fico. Todav铆a no dominaban el arte de domarlos y durante el asedio de Agrigento se volvieron en su contra. Con la llegada del espartano Jantipo se organiz贸 a los elefantes a la vanguardia, quedando la infanter铆a tras ellos y la caballer铆a en los flancos.

Casi todos eran machos, por su mayor tama帽o y agresividad respecto a las hembras, adem谩s de sus colmillos m谩s grandes.
Eran montados por un gu铆a, que trataba de embestir al animal contra las l铆neas enemigas para abrir huecos, desbaratarlas o hacer huir a los enemigos. Normalmente se dejaba una separaci贸n entre elefantes que se rellenaba con arqueros y lanceros, cuya misi贸n era proteger las patas y el vientre de los animales; sus puntos d茅biles. Un elefante pod铆a soportar hasta cien flechas enemigas, por lo que en la India se crearon flechas completamente de hierro, llamadas naraca, para acribillarlos.

Despu茅s de la derrota de Cartago y de los reinos helen铆sticos por parte de Roma, el uso de elefantes de guerra disminuy贸 dr谩sticamente en las guerras occidentales. El coste de su alimentaci贸n, su inestabilidad en batalla, crianza, transporte, la larga gestaci贸n de elefantes y su amaestramiento, as铆 como la escasez de encontrar conductores, resultaron en que el elefante era un arma de guerra demasiado costosa para su efecto real.

Cr茅ditos a quien corresponda.

Cr茅ditos a quien corresponda.

Fuentes:



Aledo, J. L. (2021). La incorporaci贸n del elefante de Guerra en Cartago. Cadmo, Revista de Hist贸ria Antiga, 30, pp. 105-122 馃摎

Collado, B. (2018). Guerreros de Iberia. La esfera de los libros 馃摎

Lop, M. (2020). La legi贸n romana y los elefantes de guerra. Del descubrimiento a su empleo. Revista Desperta Ferro 馃摎

Tito Livio. (1993). Historia de Roma desde su fundaci贸n. Barcelona: Gredos 馃摎

S谩nchez, A. (2011). Los elefantes de guerra en los ej茅rcitos de la antig眉edad. Arqueo UCA, n潞1, pp. 51-66馃摎

Recortables de los sistemas del cuerpo humano.

Si quieres ver m谩s. Haz clic aqu铆.

Fuente; "Zona educaci贸n 2.0".

鈾ワ笍Link PDF 馃憞

AQU脥.

Normas de convivencia. Pictogramas.

Si quieres ver todo el material. Haz clic aqu铆. Blogger.

Fuente; Orientaci贸n And煤jar.